Académicos y autoridades políticas discrepan por Transantiago a diez años de implementación

  • En entrevista con el programa “Sin Pretexto” de Radio U. de Santiago, el director de Transporte Público Metropolitano, Guillermo Muñoz se refirió a los avances en el sistema impulsado durante el primer Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet y los desafíos que actualmente enfrenta. Mientras que el experto en Transportes del Plantel Dr. Rodrigo Martin, asegura que si bien ha mejorado gradualmente, el sistema aún está al debe.
 
En un ambiente de polémica y críticas respecto a su funcionamiento, el Transantiago celebra este viernes su décimo aniversario desde que comenzó a operar en la capital, dejando obsoletos los recorridos realizados hasta el año 2007 por las conocidas micros amarillas.
 
En conversación con el programa “Sin Pretexto” de Radio U. de Santiago, el Dr. Rodrigo Martin, académico de la Escuela de Arquitectura del Plantel y experto en transporte urbano, sostiene que “en sus diez años el sistema ha mejorado de manera gradual, pero muy lentamente. Creo que está al debe en muchas cosas, en general no sería optimista, si bien se ha ido corrigiendo tiene un modelo que no necesariamente es el más eficiente”.
 
El experto sostiene que el Transantiago comenzó con errores desde su concepción “con una implementación que requería aún muchas cosas, y se ejecutó bruscamente, sin infraestructura adecuada ni un sistema de control. Actualmente vemos que no ha mejorado, hoy necesita más subsidios, varias empresas se han declarado en quiebra, la validación de buses ha bajado en relación al metro, entonces diría que las cifras no son tan positivas”.
 
Mientras que para el Director de Transporte Público Metropolitano, Guillermo Muñoz, el sistema que nació con la idea de apoyar los recorridos que realizaba el Metro de Santiago, ha funcionado positivamente.
 
“En sus diez años el Transantiago ha impactado fuerte y positivamente en la descontaminación de la ciudad. Hay que recordar que el 2000 la cantidad de emisiones del transporte público llegaban a 1.200 toneladas al año, mientras que hoy no genera más de 130 toneladas anualmente. Con la incorporación de esta nueva tecnología en los buses euro VI esperamos reducir significativamente en más de un 70% las emisiones de gases y material particulado”, afirmó en el programa “Sin Pretexto”.
 
Principales dificultades del sistema
 
Junto al optimismo de la autoridad de gobierno respecto al funcionamiento del Transantiago, asegura que uno de los mayores problemas que enfrenta el sistema es la evasión del pago del pasaje, que esperan corregir mediante la incorporación de buses con torniquetes, nuevas zonas de pago y mayor fiscalización.
 
Mientras que respecto a algunas acusaciones de trabajadores del transporte que aseguran la eliminación de los sueldos fijos o que se permitirá la subcontratación con la nueva licitación en curso, el director Guillermo Muñoz plantea que no habrá modificaciones.
 
“En la fase de licitación no se está estableciendo ningún tipo de elemento que signifique una modificación sustancial de las condiciones que tienen hoy los trabajadores. Se va a seguir avanzando en mejorar sus condiciones laborales, esa ha sido siempre la voluntad. Es uno de los activos del sistema. Hay que recordar que en las micros amarillas casi ningún conductor tenía contrato, manejaban más de 16 horas o su sueldo dependía exclusivamente de la cantidad de boletos que cortaban”, explica.
 
Propuesta de soluciones
 
A juicio del académico Dr. Rodrigo Martin, el sistema tiene grandes deudas desde su inicio. “Cuando partió siempre existió una infraestructura, la que debía operar sobre vías segregadas y exclusivas, en donde se debió tomar decisiones ordenadas, y aún estamos en discusión de la lógica que vamos a usar. Hoy no hay política estatal clara respecto al funcionamiento del Transantiago”, sostiene.
 
Según explica el experto, el problema fundamental está en la falta de un sistema de administración central. “Aquí falta una autoridad mayor que proporcione una estructura ordenada para toda la ciudad y no por comunas, una estrategia general”, afirma.
 
En cuanto a una posible gratuidad del sistema, el director Muñoz sostuvo que no han recibido una propuesta formal, pero advierte que no sería posible implementarla en el corto plazo.
 
Programa relacionado: 
Sin pretexto