Ex Primera Dama Luisa Durán comparte dimensión más personal con ciclo Grandes Chilenas

Por  Marco Espinoza

La impulsora de la Fundación de Orquestas Infantiles y Juveniles de Chile, y el programa «Sonrisas de Mujer», entre otras iniciativas, habla de la influencia familiar, su vocación como asistente social y los momentos más difíciles durante la Dictadura.

La entrevista, realizada por la periodista Gabriela Martínez,  es parte del ciclo “Grandes chilenas” del programa Mujeres, que  se transmite  el primer  miércoles de  cada  mes a través de las señales de Radio Universidad de Santiago (94.5FM, 124AM y online www.radiousach.cl).

La ex Primera Dama de la República Luisa  Durán “2000 y 2006), junto con admitir que no le gustan las entrevistas, plantea que no entiende porqué  las esposas de los mandatarios  deben asumir  un rol en La Moneda. Además, advierte  que no es glamorosa y que nunca  le  ha  gustado la  vida pública. Este  es  el tono distendido y cercano de la entrevista  en profundidad que  sostuvo con la  periodista Gabriela  Martínez, creadora  del espacio, con quien acepta abordar la esfera más íntima de su recorrido biográfico.

Luisa Durán De la Fuente (Santiago, 1941) es hija de la artista  del mismo nombre y del médico salubrista Hernán Durán. Estudia en la Alianza Francesa y en el Liceo N° 7 de Niñas de Providencia, antes de establecerse junto a su familia en el extranjero.

“Tenía quince años recién cumplidos cuando llegué al Uruguay. Me costó dejar a mis compañeros y fue muy duro. Me recuerdo llorando durante todo un año y mi padre me llamó al orden. Me sirvió el remezón y comencé a mirar todo con otrosojos… Me gustó el país, la gente, el tango”, rememora.

Luisa admite que hereda  de su madre la dimensión artística y también la rigurosidad del estudio de quienes le enseñaron a ser libre, a tener opinión. La influencia paterna es fundamental para tomar su camino profesional.

“Era muy cercana a mi padre; en realidad, tenía un complejo de Edipo tremendo. Todo lo que él decía o hacía lo encontraba maravilloso. Al momento de decidir, él me dijo por qué no estudiaba Servicio Social, porque siempre me habían importado los demás, en especial quienes tienen menos posibilidades”, señala.

Al regresar a nuestro país, luego de una experiencia que califica de "maravillosa”, Luisa culmina sus estudios  universitarios en la Casa de  Bello.

Secuelas del Golpe

Casada  en segundas  nupcias con Ricardo Lagos Escobar, comparte con él las más profundas alegrías de la vida, pero también el desgarro del autoexilio, después del Golpe Militar.

“Fue iniciativa mía, porque no tenía la capacidad para soportar el miedo que tenía en Chile. En cambio, Ricardo (Lagos) iba y venía, seguía en el peligro… Entonces, partimos a Buenos Aires. Para mí el desgarro era el dolor de Chile, que uno tenía todo el día y toda la noche”, señala, quien después de recuperada la Democracia, se convierte en Primera Dama en el año 2000.

Luisa Durán imprime un sello a su quehacer en La Moneda con diversas iniciativas, entre ellas, la Fundación de Orquestas Infantiles y Juveniles de Chile, y el emblemático programa «Sonrisas de Mujer», cuya continuidad fue anunciada por la presidenta Michelle Bachelet en mayo del año pasado. Todos esfuerzos concretos que buscan ir en ayuda de sectores postergados durante muchos años.

A pesar de todas las satisfacciones y logros, no deja de ser crítica respecto al rol de Primera Dama: “De partida, el nombre es ridículo. Todavía no sé por qué tienes que asumir una posición y hacer cosas porque estás casada con el Presidente de la República. Es una contradicción profunda con lo que yo considero debe ser el rol de la mujer en esta sociedad. No tiene que ver con los tiempos”.

Escuche la entrevista in profundis con Luisa Durán en el podcast disponible en:

http://www.radio.usach.cl/mujeres-2015-07-01-000000

Programa relacionado: 
Mujeres