Historiadora María Eugenia Horvitz: “Uno tiene que aprender a convivir con su memoria”

La destacada historiadora, actual vicedecana de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, protagoniza una nueva edición del ciclo “Grandes Chilenas”, del programa “Mujeres”, a cargo de la periodista Gabriela Martínez.

La investigadora aborda el estudio de la historia colonial de nuestro país, como también, el desgarro del exilio, a través del prisma del imaginario y las mentalidades, en concordancia con la Escuela de los Annales, una de las principales corrientes historiográficas francesas.

Marco Espinoza P.

En su departamento de Providencia, con grandes ventanales que entregan una imagen sobrecogedora de la Cordillera de Los Andes, la Dra. María Eugenia Horvitz se rodea de libros, obras visuales, artesanía y fotografías que recuerdan los grandes afectos de un recorrido biográfico, marcado por el destierro, muchas  amistades, pero también por tempranas pérdidas.

En conversación con la periodista Gabriela Martínez, reconoce a sus padres como influencia fundamental en su manera de ver la vida. Su madre, doña Gertrudis Vásquez, es una de las primeras en titularse como química farmacéutica en la Universidad de Chile; en tanto, su padre -Isaac Horvitz Barak- es un médico que realiza aportes sustantivos a la psiquiatría en nuestro país.

La joven María Eugenia estudia historia en la Casa de Bello y en sus primeros pasos en la academia, es ayudante del historiador Hernán Ramírez Necochea, gran impulsor de la Historia Social. Él es otro gran maestro que la marca en su rol de  investigadora  y de profesora. “De él aprendí a ser magnánima con gente que era casi de mi misma edad, estudiantes. Aprendí a mirar las cosas de manera mucha más amplia en el trato con las personas. En los posteriores cargos que he asumido en la universidad, me he dado cuenta que ese era un aprendizaje muy necesario“, señala.

Durante sus años universitarios conoce a su marido, el doctor Enrique París Roa, quien acompaña al presidente Allende en La Moneda durante el Golpe de Estado. Tras una angustiante e incansable búsqueda, la noticia de su ejecución desgarra a toda la familia para siempre y abre el doloroso capítulo del exilio.

Con notable emoción, María Eugenia recuerda la reacción de su hija menor Kenita, de entonces 7 años. “Mi hija no quiso aceptar que su padre no iba a estar más y decía “se fue; lo llevaron a Chacabuco”, porque había escuchado eso de algunos de nuestros amigos de la Universidad Técnica. Pero el día de Pascua, cuando llamaron los abuelos y los tíos y su papá no llamó, se puso a llorar. Después ella escribió muchas cosas al respecto, que ahora están resguardadas en el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos”, según rememora.

En Francia tiene una destacada trayectoria profesional, prosigue la escuela de los Anales y trabaja con destacados historiadores, entre ellos, Michel Vovelle. “A pesar de la importancia que tienen en nuestra disciplina, son personas sencillas y eso es importante para los jóvenes, darse cuenta que los grandes sabios también son personas sensibles. Escuchan mucho y más que decir, ellos quieren saber”, señala respecto a la sinergia que logra con los grandes historiadores franceses.

Consultada por cómo se recordará el segundo periodo de la presidenta Michelle Bachelet, plantea que todos los ataques personales de parte de la prensa quedarán atrás y la gente recordará a la mandataria como una figura que se atrevió a ser cambios relevantes para el país y la  ciudadanía. “En la medida que se hagan las reformas en la educación y una nueva Constitución, creo que será bien recordada, como alguien que se atrevió a golpear intereses en calidad, no en cantidad”, le dice a la periodista Gabriela Martínez.

Puede revisar el podcast de la entrevista a la historiadora María Eugenia Horvitz, en: http://www.radio.usach.cl/mujeres-2015-10-07-000000

 

Programa relacionado: 
Mujeres