Malucha Pinto sorprende con su simpatía y su teatro comprometido en el ciclo “Grandes Chilenas”

Luego que nuestra  académica y escritora  Andrea Jeftanovic, inaugurara la  temporada  2015 del Ciclo Grandes  Chilenas en febrero,  le corresponde    protagonizar este  espacio, en el contexto del Día  Internacional de la  Mujer,  a  la actriz, escritora, directora de teatro y gestora cultural Malucha  Pinto.

La entrevista realizada por la periodista Gabriela Martínez, será emitida este lunes 2 de marzo, a las 10 y 00 horas a través de las señales 94.5 FM, 124AM y www.radiousach.cl.

Por: Marco Espinoza

“Ante la  aproximación del Día  Internacional de la  Mujer, no dudamos  en elegir  para  el ciclo Grandes  Chilenas   a Malucha Pinto, pues sabemos  que representa  a muchas madres y es una fuente de inspiración permanente. Supo transformar el dolor, ese  que  quedó plasmado en  su libro “Cartas  para  Tomás” (hoy, lectura sugerida por  el MINEDUC).  Hizo suyo el desafío de  abrir espacios a la  diversidad cada día. Su vitalidad y sensibilidad  la vuelca  en ese teatro  comprometido que  es valorado a nivel internacional, con una metodología  que  va  a  exponer  prontamente  a Estados Unidos  y Cuba”, señala  la periodista Gabriela  Martínez, impulsora del espacio emitido por  Radio Universidad de  Santiago .

La  hoy consolidada  actriz, desde  que tenía cinco años acompañaba a su madre, bailarina de ballet, a ensayos y  funciones en el Teatro Municipal. Con sus ojos de niña era testigo de la ardua preparación de los bailarines y bailarinas antes de salir a escena y es, entonces, cuando le encargan una  tarea no menor: entregar las pelucas que aquellos profesionales de la danza usarían, acción que la hacía  correr de  un camarín  a otro. En eso estaba, cuando un día la curiosidad pudo más…

En la entrevista con la periodista Gabriela Martínez, Malucha  Pinto comparte el surgir de su vocación artística, ligada a uno de sus recuerdos más queridos: “Se descuidaron conmigo y salí al escenario antes de la función. Sentí que era tan mágico este espacio negro, este espacio vacío que se iba llenando de colores, formas, historias y virtuosismo. Ahí sentí que pertenecía a ese mundo”.

Como en pocas ocasiones, esta  mujer  multifacética se adentra en sus memorias familiares.  Detalla pormenores  de la  especial relación que  mantuvo con sus padres, quienes  dejan en ella  una impronta que  se caracteriza por la  responsabilidad social y visión republicana, que  en el caso de su padre, la hereda  de  su abuelo, el ex presidente   Aníbal Pinto Garmendia (gobierno 1876-1881).

El sueño de un Chile  diferente

Malucha  Pinto tiene  especiales recuerdos  de las tertulias organizadas por  sus padres. Las  puertas del  hogar de los  Pinto-Solari  estuvieron siempre abiertas para   los intelectuales y políticos  que  soñaban con un Chile  más  justo y solidario. Es en medio de  estos grandes  debates, que la  actriz  forja  el compromiso con el país y con los sectores más vulnerables.

 Sus  padres, Aníbal Pinto Santa Cruz, Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales (1995), y María Luisa Solari, Premio Nacional de Artes de la Representación y Audiovisuales (2001), son el primer referente. “Era muy divertida la relación entre ellos. Mi mamá salía con toda su cosa tropical y ahí tenían desencuentros con mi papá, quien era muy británico, no mostraba sus sentimientos y era muy flemático también. Siempre he sentido que, de algún modo, en mi teatro ellos se reconciliaron”, señala.

Con la  simpatía  que la caracteriza, recuerda diversos  hitos de  su biografía. En materia de  estudios, remarca  su paso por la carrera de sociología, señalando que  con ello quiso darle un gusto a  su padre y no  polemizar con él, pero es  en el teatro donde encuentra  su verdadero camino y en los primeros  años, comienza  a trabajar en obras comprometidas con la realidad sociopolítica. “Empecé a hacer teatro profesional muy tarde, pasados los 30, mientras todos habían comenzado a los 20 años. He hecho un camino particular, con obras dialogantes y que intentan hacer comunidad. No trabajo con personas conocidas, lo que sería más fácil. Quizás por eso no he entrado en el olimpo del teatro”, puntualiza.

Con memoria y sin perdón

Malucha suma a  su intensa labor de actriz, el rol de escritora y dramaturga. Aquello coincide con los hechos que impactan su vida: el nacimiento de su hijo Tomás, quien presenta daño cerebral y la desaparición de seres queridos, ejecutados por la dictadura militar. “¿Qué podría perdonar uno si nadie te ha perdido perdón? Además, siento que todo lo que ocurrió es imperdonable. Eso no significa que sea una persona llena de odio. He podido ir transformando esta experiencia y esto que ocurrió, en teatro, arte y reflexiones”, expresa con convicción.

En esa  línea, hoy se encuentra  en un mega proyecto  orientado a  rescatar testimonios de  sobrevivientes de la  dictadura de  Pinochet. “Siempre hemos abordado los hechos desde el horror, desde el espejo del torturador. A mí me interesa construir la memoria, destacando los aprendizajes luminosos, a través del rescate de las historias de quiénes fueron aquellos desaparecidos y desaparecidas”. Así señala respecto de “Memoria de la luz”, que contempla talleres de memoria, una obra callejera, cápsulas dirigidas a colegios y un portal web.

En otro ámbito, Malucha da a conocer que su obra “La Pasionaria”, basada en todo el trabajo realizado por la compañía “Aracataca” en poblaciones de  la periferia del Gran Santiago, se presentará en octubre próximo en el Teatro Tivoli de Washington y en el Festival de Teatro de la Habana.

Esta entrevista in profundis, se trasmite mañana  lunes 2 de marzo, a las 10 Hrs. y 00 Hrs. a través de radio Universidad de Santiago (94.5 FM, 124AM y www.radiousach.cl) y es parte  del programa  Mujeres,  co producido  por  Gabriela  Martínez y Marco Espinoza.

 

 

Programa relacionado: 
Mujeres