Shenda Román devela detalles de grandes films del Nuevo Cine Chileno en ciclo del Programa “Mujeres”

Protagonista indiscutida del cine chileno de vanguardia de los años 60’ y comienzos de los 70’, Shenda Román´, sin perder la espontaneidad y mirada crítica, aborda aspectos inéditos asociados a la realización del Chacal de Nahueltoro (Miguel Litín) y de Tres Tristes Tigres (Raúl Ruiz) en el contexto del Ciclo Grandes Chilenas a cargo de la  periodista Gabriela Martínez.

En el espacio de Radio U. de Santiago y que se transmite este lunes (1), en dos horarios: a las 10 y 00 horas, por la 94.5 FM, 124 AM y www.radiousach.cl, la actriz devela, además, aspectos relacionados con su niñez y familia, a quien siempre ha mantenido al margen de la Prensa. 

Por: Marco Espinoza

 

La destacada actriz Shenda Román, quien en marzo fuera galardonada con el Premio Elena Caffarena 2015, sigue vigente tanto en el cine, como en las tablas. Es así como después de ser parte de tres largometrajes estrenados el año pasado (La Madre del Cordero, La voz en off y Santiago Violenta),  desde el pasado jueves protagoniza una “comedia política, que habla de la soledad, la amistad, el exilio, la memoria y de la muerte”. Se trata del reestreno de la obra "Los predifuntos", presentada en el remodelado Teatro del Ángel. Es una temporada corta, de seis funciones, donde comparte escena con el actor Regildo Castro.

Pero esta profesional, con más de 50 años de trayectoria advierte en entrevista in profundis con la periodista Gabriela Martínez Cuevas, que la autocomplacencia no es lo suyo, por lo mismo en cada trabajo pone toda su capacidad y expertisse.“¿Por qué nunca estoy satisfecha? Siempre me lo he preguntado”, reflexiona.

Como en pocas oportunidades, Shenda accede a hablar en este espacio de Radio U. de Santiago, de los aspectos más íntimos de su biografía, de aquellos recodos de su infancia y preadolescencia que nunca ha comentado con la Prensa. Por ejemplo, no duda en señalar a la figura materna como referente. “Era pura, religiosa y muy de casa (…). Siempre he tratado de hablar de ella, lo mucho que la amé, pero me cuesta”, señala.

La familia se traslada a la capital en busca de nuevas oportunidades. En su caso, ingresa al Teatro Experimental de la Universidad de Chile, donde tiene como grandes maestros a Agustín Siré, Pedro de la Barra, María Cánepa, Carmen Bunster y Roberto Parada, entre otros.

Posteriormente tiene un destacado paso por el Teatro de la Universidad de Concepción, pero es en el cine donde tiene actuaciones consagratorias en películas como “El Chacal de Nahueltoro”, de Miguel Littín y "Tres Tristes Tigres” de Raúl Ruiz. Su ascendente trayectoria, con 5 largometrajes y un documental, es interrumpida por la dictadura y el exilio.

En 1988, regresa para dedicarse a la enseñanza del teatro a través de su “Escuela Pedro de la Barra”. La falta de recursos hace inviable la iniciativa, pero no decae y continúa en su proceso de llevar teatro y cultura a sectores vulnerables. Es así como a través de proyectos concursables, se da a la tarea de realizar montajes con jóvenes talentosos, pero sin opciones producto de su precariedad económica.

En lo personal, ha debido lidiar con el gran dolor de tener a sus hijos y nietos desperdigados por el mundo. “Cuando hubo la posibilidad de que mi nieto ruso viniera (a Chile), no sabía nada de español… Además no podía recibirlo, no tenía plata. Busqué a alguien que le explicara en inglés que yo era una mujer pobre, que me moría de pena”, señala la actriz, quien en la actualidad vive en un cité del centro capitalino junto a uno de sus tres hijos, el director de teatro y dramaturgo Nelson Villagra.

Recuerdos sobre “un cineasta francés”

En la actualidad, la crítica especializada no duda en señalar a Shenda Román como una de las mejores actrices en la historia del cine chileno, gracias a notables actuaciones en el cine de vanguardia. No por nada, el director Raúl Ruiz la convierte en musa para sus películas "El tango del viudo", "Nadie dijo nada" y "Tres Tristes Tigres”.

La emoción la embarga al recordar al fallecido realizador y los difíciles comienzos en un país que nunca lo comprendió a cabalidad. “En Chile no hubo la modestia de aceptar que no sabíamos nada de cine y que Raúl Ruíz era mucho más que nosotros. Iba solo para adelante, sobre el periodismo, los actores y la vida. Filmaba con mucho esfuerzo”, señala respecto a las críticas que genera la primera película del director, adaptación de la obra de teatro de Alejandro Sieveking.

Tiempo después, en el exilio, se encuentra con Ruíz en las calles de París. “Estábamos todos derrotados, menos él. Me acuerdo abrazada a él, con un cariño loco y entonces le digo: ¿Qué estás haciendo ahora, Raúl?” Y él me contesta: “Ahora… soy cineasta francés”. ¡Y cómo creció! No hacía películas para demostrar que era bueno, sino para transmitir lo que sentía y eso fue muy fuerte para un lugar donde había más cultura”, agrega.

De esto y mucho más, habla Shenda Román con la periodista Gabriela Martínez en la entrevista que es transmitida hoy lunes, 1 de junio, a las 10 horas y 00 horas, a través de las distintas señales de Radio Universidad de Santiago de Chile: 94.5 FM, 124 AM y www.radiousach.cl.

Programa relacionado: 
Mujeres